Postítulo de Actualización Académica

Duración y modalidad de cursada

El programa tiene una duración de 1 año. La cursada se compone de un encuentro presencial e intensivo por mes de dos días (un viernes y sábado consecutivo). En ambos días el horario de la cursada es de 9 a 18 horas y se emiten los certificados de asistencia correspondientes. Se cursa en la sede del campus de la Universidad.

Plan de estudios

El plan de estudios se compone de materias obligatorias que se cursan de manera presencial. A su vez, dispone de una plataforma online para realizar actividades e intercambios entre cada uno de los encuentros a partir de las cuales los/as alumnos/as continúan construyendo conocimientos y participando de experiencias significativas para su formación.

Media Folder: 

  • Problemas educativos contemporáneos: Se espera que al finalizar el curso los participantes: Comprendan cómo los cambios sociales, políticos, culturales, económicos y epistemológicos que se han dado en las últimas décadas afectan los procesos educativos en general y, en especial, a las escuelas y a la tarea docente. Construyan una interpretación propia acerca del sentido de la educación y de la tarea docente en la actualidad. Desarrollen habilidades para buscar información en diversas fuentes y sean capaces de evaluar su fiabilidad.
  • Propuestas de enseñanza potentes: En esta materia se busca lograr transformaciones en la práctica como docente a partir de generar un proceso que requiere de la interacción dinámica y permanente; de: una actitud reflexiva, el trabajo con colegas sobre dudas e interrogantes propios de la docencia, la interpelación saberes propios y el desafío de poner en acción y evaluación constante aquello que se considera mejora educativa.
  • Evaluación de los aprendizajes: Las buenas prácticas de evaluación y las buenas prácticas de enseñanza se influyen mutuamente e impactan en la cultura de la escuela. Por medio de ellas se abre un modo de comprender el sentido de la evaluación, de dialogar, de identificar qué hay que mejorar y cómo, para aprender más y mejor. Los docentes que llevan adelante buenas prácticas de evaluación tienen altas expectativas sobre los logros de aprendizaje de sus alumnos, generando un clima de confianza y de comprensión de los errores, ofreciendo tiempo para pensar y para resolver sin desdeñar la rigurosidad en los aprendizajes.
  • Análisis y resolución de conflictos en la escuela: Un espacio destinado a la reflexión sobre el clima institucional y el desarrollo de habilidades interpersonales en las instituciones educativas: El ejercicio de la docencia requiere contar con herramientas que permitan fortalecer los vínculos interpersonales, formar parte de equipos, contar con sólidas habilidades de comunicación y resolver conflictos efectivamente. Esta materia entiende que es fundamental este espacio de formación para los docentes y profesores cuya gran mayoría suele correr intuitivamente con el desafío de construir espacios de aprendizaje basados en la anticipación de conflictos, la generación de diálogo y reflexión y la interacción interpersonal.
  • Educación y tecnología: Esta materia se propone como un espacio de teorización y de análisis en torno a los debates contemporáneos, desde múltiples perspectivas, sobre la inclusión de las tecnologías en diferentes proyectos educativos. En este sentido, reflexionar sobre aquello que se encuentra en juego: las potencialidades, los límites, las lógicas y los desafíos que presentan las tecnologías. También, se orienta hacia la identificación de claves para diseñar proyectos y propuestas desde la perspectiva de las buenas prácticas, condición básica para pensar estrategias innovadoras de resignificación inteligente de las TIC en los distintos contextos institucionales.
  • Análisis y reflexión sobre la práctica educativa: Esta materia se desarrolla a lo largo de todo el postítulo. La posibilidad de llevar adelante un proceso de reflexión sobre la propia práctica no es una tarea para realizar únicamente en forma individual sino también con el aporte de los colegas y de los docentes de la cátedra trabajando en grupos para compartir, intercambiar ideas y ampliar las miradas, analizar las prácticas desde distintas perspectivas teóricas y contribuir al desarrollo de la metacognición. Se trata de entender por qué, para qué y cómo el docente lleva adelante su tarea y dar cuenta, de manera explícita de ese conocimiento. Esto es posible si el docente se implica en el análisis de su propia práctica. Nos proponemos recuperar un tiempo para pensar sobre el lugar y el sentido de la reflexión en la tarea docente, de manera que la reflexión ocurra y se convierta en un modo de trabajo y no en un ritual, en algo para cumplir.