Siete especialistas responden: ¿hubo golpe de Estado en Bolivia?


Nuestra profesora Andrea Oelsner y nuestro Director Fede Merke responden para La Nación

13 de noviembre de 2019

Un grupo de analistas en diálogo con LA NACIÓN sobre la definición de golpe de Estado y si puede ayudar a comprender el escenario en Bolivia.

 

La crisis institucional que atraviesa Bolivia después de los comicios del 20 de octubre, que derivaron en protestas cada vez más radicalizadas alegando fraude electoral y que desembocaron en un pedido de renuncia a Evo Morales por parte de sectores de la oposición, los jefes de la policía y las Fuerzas Armadas abrieron varios interrogantes sobre la situación que acontece en el país andino que incluso dividieron a la comunidad internacional.

El panorama ha abierto un complicado debate sobre la legitimidad de las acciones de los actores involucrados. Por una parte, Morales denuncia que "se ha consumado el golpe más artero y nefasto de la historia"; del otro lado, el titular de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, replicó que el verdadero golpe de Estado "ocurrió el 20 de octubre, cuando se cometió fraude electoral". Por eso, un grupo de analistas en diálogo con LA NACIÓN sobre la definición de golpe de Estado y si puede ayudar a comprender el escenario en Bolivia.

Andrea Oelsner, directora de las Lic. en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Universidad de San Andrés

Hay pruebas de que hay un golpe de Estado, lo que se entiende como una interrupción no prevista por la constitución de un gobierno. Evo renunció muy acorralado y presionado.

También es importante ver qué estaba pasando antes con el sistema político e institucional boliviano; antes del fraude o no fraude o del golpe o no golpe. Lo que podemos ver es que había un deterioro significativo de las instituciones democráticas por el gobierno de Morales, eso no quita que se haya cometido un golpe.

Lo que a mí me preocupa es qué pasa con estos gobiernos latinoamericanos que se apoyan tanto en las fuerzas armadas para sostenerse. Cuando estas se convierten en un actor con demasiada autonomía y sienten que pueden intervenir en procesos políticos, como ocurrió en este caso, se erosiona el sistema democrático. El resultado es un vacío de poder muy importante, un procedimiento viciado por muchos lados y una crisis institucional gravísima.

 

Federico Merke, profesor de la Universidad de San Andrés

Sí, lo hubo . Un golpe no se define por sus causas ni por quién se hace del poder. Es un hecho fáctico, violento, que rompe el estado de derecho al desplazar de manera ilegal a quien ejerce la autoridad presidencial. Podemos discutir motivos y resultados, pero esto fue un golpe. Quizás no es un golpe "clásico" en el sentido de que los militares no salieron del cuartel, ingresaron a la casa de gobierno y proclamaron un nuevo gobierno. Pero sí lo es en la ruptura abrupta de la autoridad presidencial por vías no institucionales.

 

Ver Nota completa aqui

 

 

Jueves, Noviembre 14, 2019