Internet y la Directiva europea sobre derechos de autor: debates y encrucijadas


La aprobación de la “Directiva sobre derechos de autor” por parte de la Unión Europea el pasado 26 de marzo dividió las aguas: por un lado, la industria editorial que, en un contexto de fuertes cambios de los medios de comunicación digitales, regulaciones como esta podrían brindar una oportunidad para dar sostenibilidad a sus modelos de negocio y proteger sus derechos de propiedad intelectual; por el otro, la comunidad de Internet y un conjuntos de organizaciones de derechos humanos alegan que medidas como esta ponen en riesgo la libertad de expresión y la libertad de prensa.

 

Mientras los países de la UE tienen dos años para diseñar un marco de implementación, ya hay voces disonantes, como Suiza y Polonia, que rechazaron la nueva reglamentación. Diferentes actores, de uno y otro sector, al igual que referentes del periodismo, creación de contenidos, la innovación y la academia se reunirán para analizar el tema en el marco del evento Internet y la Directiva Europea de Derecho de Autor: debates y encrucijadas, que el CETyS organizó para el próximo 10 de julio en Riobamba 1276, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Por primera vez, todas las voces debatirán en un mismo encuentro. 

 

La Directiva ofrece a los periódicos, las editoriales y los medios de comunicación en general nuevas herramientas en términos de derecho de reproducción y puesta a disposición del público de sus contenidos en plataformas de Internet. De esta manera, indica la legislación, permite a las mencionadas empresas tener un mayor margen de recupero de su inversión, situación que se les complicaba hasta ahora por la redistribución indiscriminada, sin permiso y sin pago de cánones, del material que habían producido. La normativa abarca obras literarias, fotografías, música y videos, pero excluye las publicaciones compartidas con fines científicos y académicos y el contenido nativo digital que no forma parte de la actividad comercial de un prestador de servicios (como ocurre con los blogs particulares o determinados sitios web).

 

El debate principal gira en torno a los artículos 15 (conocido como link tax, es decir, impuesto al link) y 17 (llamado upload filter, filtro de subida de materiales), que responsabilizan a las plataformas de Internet frente a la publicación de contenidos no autorizados y las fuerza a tomar una posición proactiva frente al filtrado, incluso aquellos que suben los propios usuarios. Algunas posturas sostienen que estos “filtros automáticos” ponen en riesgo la libertad de expresión: ¿Cuáles serán los criterios a utilizarse? ¿Acaso un software será capaz de diferenciar una infracción de una parodia legal? ¿Cuáles son los riesgos de que contenidos válidos nunca lleguen a publicarse como consecuencia de la aplicación de criterios subjetivos? Otro conflicto es que el paso del filtrado previo genera retraso y la restricción del acceso a la información por parte del público.

 

¿Qué ocurre en nuestra región? La implementación de normas similares en Latinoamérica, que exijan filtrado previo (que puede considerarse censura previa) y automático de los contenidos podrían vulnerar el artículo 13 de la Convención Americana de Derechos Humanos (“Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión”). Puntualmente en el caso de Argentina, una regulación de estas características contradiría la jurisprudencia (CSJN Rodríguez, María Belén c. Google Inc.), que sostuvo la obligación de no monitorear contenidos y que los intermediarios de Internet no son responsables por los contenidos publicados por los usuarios, sino que su actividad consiste en indexar y facilitar enlaces a contenidos de terceros, lo que constituye un ejercicio regular de la libertad de expresión que no origina responsabilidad civil.

 

Este encuentro convoca a especialistas internacionales  como Ofelia Tejerina (especialista en derechos humanos y nuevas tecnologías), David Maeztu (abogado especializado en derecho de internet y propiedad intelectual), Miquel Peguera (investigador centrado en los aspectos jurídicos de la sociedad de la información en la UOC), Stéphane Grueso (cineasta y activista social), Carolina Botero (de Fundación Karisma, consultora en temas de derecho y tecnología) o Claudio Ruiz (directivo de Creative Commons) así como a reconocidos generadores de contenidos, representantes del negocio de las telecomunicaciones y de los medios, responsables de políticas públicas y académicos, entre otros. El objetivo es reflexionar sobre la situación en la Unión Europea y brindar un espacio para el diálogo en el que se pueda analizar y prevenir controversias que pudieran surgir a partir de legislaciones similares que se establezcan para Latinoamérica y Argentina.  

 

Las inscripciones pueden realizarse en línea aquí.

 

Para consultar la agenda pueden ingresar aqui

Martes, Julio 2, 2019
Simposio Internet y la Directiva Europea de Derecho de Autor: debates y encrucijadas