En el primer viaje tripulado a Marte, trabajará un ingeniero argentino


Pablo de León, quien se doctoró en historia en la Universidad de San Andres el 5 de agosto pasado ganó un concurso en la NASA. El título de la tesis de Doctorado es El proyecto misilístico Cóndor, su origen, desarrollo y cancelación

Cuando tenía cinco años, Pablo de León vio cómo el hombre llegaba a la Luna y soñó con ser astronauta. Hoy, a los 50 años, este ingeniero aeroespacial, que vive en los Estados Unidos, ganó un concurso de la NASA para trabajar en el primer viaje tripulado a Marte.

Con el premio de 1.300.000 dólares otorgado por el centro espacial y el gobierno de los Estados Unidos, el investigador deberá desarrollar un hábitat para que los astronautas puedan vivir en el medio hostil del planeta durante la primera exploración, que se prevé para 2030.

"Será como una pequeña base en Marte. Tendrá las cosas básicas, como una cocina, baño, gimnasio y camarotes. Pero también laboratorios para poder realizar investigaciones", explica a LA NACION De León el proyecto que fue elegido entre 21 trabajos de otras universidades de los Estados Unidos.

Martes, Agosto 25, 2015