Marcelo Leiras:"El antikirchnerismo no es una fórmula para gobernar eficazmente"


El sociólogo, crítico con el Gobierno (al que considera "fallido"), no halla en la oposición lecturas certeras de la coyuntura, y dice que un regreso de Cristina Kirchner "generaría tensiones políticas muy altas.

En el encuentro con Marcelo Leiras sobrevuelan dos fechas, acaso dos excusas para la reflexión política en este final de año: aquel vibrante 10 de diciembre de 1983, del que se cumplen 35 años; y este otro, más cercano, a tres años de la asunción de Mauricio Macri, al frente de un gobierno al que Leiras considera "fallido" porque, entre otras cuestiones, "subestimó la profundidad de las dificultades de la economía argentina y sobreestimó sus capacidades".

Aunque se siente lejos "de la orientación ideológica" de Cambiemos y en especial del Presidente, el politólogo y sociólogo le reconoce, sin embargo, la capacidad de construir un espacio, contener a sus principales referentes y mantener unida una coalición al interior de la cual, a pesar de las críticas de algunos de sus miembros como Elisa Carrió, no observa una "tensión peligrosa". Además, considera que es "importante que existan alternativas electorales, que haya un polo no peronista, del mismo modo que me parece muy importante que haya un polo peronista constituido".

Director del Departamento de Ciencias Sociales y de la Maestría en Administración y Políticas Públicas de la Universidad de San Andrés e investigador del Conicet, Leiras integra el Grupo Fragata, un colectivo de intelectuales muy críticos del Gobierno. "Nació de la necesidad de construir una interpretación de lo que estaba pasando y ver cómo se le puede ganar una elección a Cambiemos", afirma.

Se cumplieron 35 años de la recuperación democrática. ¿Qué queda de ese momento fundacional?

En esa época, y en ese 10 de diciembre, nos dimos cuenta de que habíamos redefinido algo muy importante de la cultura política local, que es la relación con la violencia. El siglo XIX fue muy violento. El siglo XX también: el peronismo había tocado varias cuerdas sensibles, la reacción contra el peronismo fue muy violenta y el peronismo también tuvo momentos muy violentos. Algo de esa convivencia cómoda con la violencia cambió después de la dictadura y el primero que lo registró fue Alfonsín.

El Juicio a las Juntas condensa esa voluntad de redefinir la relación con la violencia.

Sí, el Juicio a las Juntas fue muy potente. Y esa intolerancia frente a la violencia política nos queda. Pero creo que parte de la confrontación entre el macrismo y el kirchnerismo reactivó algunos instintos crueles de la política argentina, sobre todo de parte de los partidarios del macrismo.

¿A qué se refiere específicamente?

A la reacción por la desaparición de Santiago Maldonado. Fue muy cruel y me sorprendió mucho. Es cierto que muchas de las declaraciones de los mapuches que estaban con Maldonado fueron falsas, pero la sospecha sobre las fuerzas de seguridad en un operativo represivo en la Argentina no es infundada, tiene fundamentos en una larga historia de ejercicio de la violencia desde el Estado. Aún no sabemos qué pasó con Maldonado, solo sabemos que se ahogó, pero no sabemos en qué circunstancia.

 

LA NACIÓN
17 de Diciembre de 2018
Marcelo Leiras