Vivir en Montreal


programas.internacionales

Lo que más me gustó de mi intercambio fue, sin dudas, el aspecto cultural. La ciudad de Montréal, así como la universidad, es súper cosmopolita. En el subte, en la calle, en los locales van a ver gente de muchas culturas y países distintos y escuchar también varios idiomas. Creo que este rasgo de la ciudad y el hecho de que en la universidad conocés e interactuás con muchísimos estudiantes internacionales es lo que más valor le agregó a mi intercambio y, consecuentemente, a mí como persona. Tampoco se queda atrás como “aspecto preferido” la experiencia de vivir solo y lejos de todo lo que conocés; porque, en mi caso, no sólo se trató de vivir sola en el sentido de sin mi familia ayudándome en mi casa y con todas las responsabilidades que eso conlleva tomar, sino también lejos de todo lo conocido de lo que podés aferrarte. En ningún momento sentí que algo me faltara por estar en un lugar que te resulta totalmente nuevo (al menos durante el primer tiempo), por el contrario me encantó tener absolutamente todo por conocer alrededor.

 

Natalia Fonzo, estudiante de Economía, realizó su intercambio en HEC Montreal, Canadá.

Mayo 09, 2018



Añadir nuevo comentario