En contexto

Enfoques sobre la actualidad del país y del mundo

Comunicación Institucional

San Andrés en imágenes

Galería multimedia

+ San Andrés

Actualidad

Alejandro Artopoulos participó del encuentro "Construyendo la universidad del futuro"

Alejandro Artopoulos, profesor de la Escuela de Educación de San Andrés y director del Laboratorio de Tecnologías del Aprendizaje, fue uno de los expositores del encuentro “Construyendo la Universidad del futuro”, que se realizó en el Auditorio de la Nueva Casa de Gobierno porteña y que organizó la Dirección General de Emprendedores de la Ciudad.

“Desde este punto del Cono Sur tenemos una visión particular de qué es la universidad. La universidad que conocemos y respetamos es heredera de una de las organizaciones más viejas del mundo junto con los cementerios. La realidad es que la universidad siempre tuvo con el poder una relación muy particular, las primeras casas de altos estudios de lo único que se ocupaban era de formar elites. Y tuvieron su momento de gloria hacia fines del Siglo XIX, cuando lo importante era transmitir ciertos valores de la ilustración, de ser hombres libres y formar las burocracias estatales que iban a llevar a la nación a otro nivel”, destacó Artopoulos.


Para el profesor de la Escuela de Educación, a lo largo del Siglo XX “esto fue cambiando y vino una universidad de masas, que amplió la base social, que no sólo formó elites sino a los líderes de un país industrializado. Muchos que habían tenido un crecimiento en la formación técnica podían ser ingenieros y los hijos de la clase media podían elegir su profesión. Somos hijos de esa generación, de esas universidades de inclusión social. La síntesis de estos dos modelos está siendo cuestionada hoy”, dijo.


Argentina, agregó Artopoulos, no vive una realidad “de sueños e instituciones geniales como las que nos mostraron en Canadá y Finlandia” en el último tiempo.


En su exposición, el profesor destacó la figura de Steve Jobs, el fundador de Apple, que sólo realizó un curso de Caligrafía “según cuenta la leyenda”.


“Ese es el mito del mundo emprendedor: que la universidad no sirve casi para nada. Su gran contrincante Bill Gates estudió sólo dos años de Abogacía y abandonó la carrera para fundar Microsoft. Tenemos a todos los nerds juntos diciendo que la universidad no sirve para nada”, bromeó.


Al respecto, dijo que las universidades, en muchos casos, “se contentan con dar certificados y garantizar la calidad educativa, mejorar la enseñanza y la investigación, pero que “hay un límite que no cruzan y que es necesario cruzar. Cuando vemos lo que pasa en los casos más innovadores es cuando pasamos a un siguiente anillo con iniciativas de gobierno abierto, economía del conocimiento, conocimiento libre y dignidad. No sólo con conocimientos estandarizados vamos a lograr que las universidades funcionen”, culminó Artopoulos.


"Construyendo la universidad del futuro" buscó generar un debate acerca del papel de la educación superior en el futuro y en la agenda a nivel mundial. ¿Cuáles son los retos profesionales del futuro de los actuales estudiantes? ¿Puede y debe la universidad formar emprendedores? ¿Cómo interviene la universidad en los procesos de innovación social?


Entre los disertantes estuvieron Kerstin Scheuch, directora de Centro de Diseño, Cine y Televisión (CENTRO), la primera universidad mexicana enfocada en la profesionalización de la creatividad; Alejandro Piscitelli, director de un Laboratorio de Innovación pedagógica en la Carrera de Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Buenos Aires (UBA); Peter Gamwell, superintendente del Consejo Escolar del distrito de Ottawa, Carleton, Canadá; Nacho Peña, fundador de Surfing Tsunamis, un think-and-do tank dedicado a catalizar abundancia, inclusión y regeneración a través de ideas, proyectos y startups de alto impacto; Estela Camarota, coordinadora de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA para el Programa UBA XXII en los Centros de Estudios Universitarios de las Cárceles;  Martín Bonadeo, artista plástico y profesor de grado y posgrado en cátedras de arte, creatividad e innovación para distintas universidades; y Agustín Batto, docente en un taller de debate en una escuela pública hace más de una década.


El encuentro fue coordinado por Melina Jajamovich, a cargo del área de Capital Humano en Dirección General de Emprendedores del gobierno porteño.