Peter Vesterbacka: “Angry Birds no es la típica historia de éxito”

En el marco del ciclo #LíderesenSanAndrés, uno de los cerebros detrás del mítico juego visitó el Campus de la Universidad y explicó cómo un grupo de pájaros enfadados logró conquistar el mundo.

Mundialmente conocido por ser uno de los cerebros detrás del juego Angry Birds, el finlandés Peter Vesterbacka visitó el Campus de la Universidad el viernes 30 de junio en el marco del ciclo #LíderesenSanAndrés. Ante un auditorio colmado por estudiantes, profesores y público general, el diseñador, programador y marketer especializado en branding conversó sobre el éxito de los reconocidos pájaros animados, además de repasar su trayectoria y brindar consejos a los futuros emprendedores.

“9 de cada 10 personas en el mundo conocen la marca Angry Birds”, señaló Vesterbacka, al tiempo que confesó que el mítico juego no representa “la típica historia de éxito”. Al respecto, contó que Rovio, la empresa que cofundó en 2003 junto a un grupo de estudiantes en Finlandia, desarrolló 51 videojuegos de escaso o relativo impacto antes de crear, en 2009, el producto que batió todas las marcas y le dio fama planetaria. “Los emprendedores estamos un poco locos y no nos rendimos tan fácilmente”, agregó.

Según los registros, con más de mil millones de descargas en 2012, Angry Birds fue la aplicación más popular de aquel año en App Store y Google Play y actualmente es el juego más vendido de la historia en soportes móviles. En 2013, en tanto, logró erigirse como una de las 10 marcas registradas más importantes del mundo, junto a siete de Disney y las siempre vigentes Snoopy y Hello Kitty.

En el proceso, la firma amplió sus horizontes a la animación y los productos de consumo, desde muñecos y juguetes LEGO hasta disfraces y loncheras. “Angry Birds nunca fue una empresa de juegos; nos definimos como una compañía de entretenimiento”, indicó Vesterbacka durante su presentación.

Referente global del emprendedurismo, el ex “Mighty Eagle” de Angry Birds dejó Rovio el último año para dedicar esfuerzos a otros proyectos: entre ellos, Lightneer, propuesta dedicada a la creación de juegos didácticos; Slush, un evento en Helsinki que reúne a emprendedores con inversores; y Mobile Monday, una comunidad para visionarios y desarrolladores de la industria móvil.

Según Vesterbacka, “tener ideas es la parte fácil; el desafío es hacerlas realidad”. Para lograrlo, agregó, es fundamental aprender de los errores, aunque la clave radica en diferenciarse. “Deben creer siempre en que van a construir the next big thing”, concluyó.

Lunes, Julio 3, 2017