Forum2017: cómo se gestiona la innovación


La Nación
¿Cómo se gestiona la innovación? ¿Y cómo se hace para no perder la calidad en el proceso? Fueron los ejes de FORUM 2017, un encuentro que reunió a referentes empresarios, académicos, funcionarios y pensadores en los auditorios colmados del Centro Cultural de la Ciencia. Mientras disertantes de varias industrias exponían novedades y debatían en paneles, en una sala aledaña los semifinalistas del al Premio Nacional a la Calidad de Gestión de Innovación hacían sus presentaciones ante el jurado final.
Arcor, Molinos Río de la Plata, Telefónica, Cartocor y Delta Montessori presentaron equipos que trabajaron en cambios organizacionales bajo objetivos concretos y concursaron por el premio final.
Fue organizado por EXC, una red conformada por Fundación Premio Nacional a la Calidad, Fundación Empresaria para la Calidad y la Excelencia y el Instituto Profesional Argentino para la Calidad y la Excelencia. La reunión comenzó con uno de los dos profesores estrellas del MIT Sloan Business School invitados a compartir sus investigaciones con el foco puesto en la economía local. "Argentina es un país de contraste: tiene talento e infraestructura pero un bajo nivel de propiedad intelectual y le falta inversores de riesgo" dijo Jorge Guzmán que habló acerca de la competitividad para el crecimiento. En vez de hablar de "brotes verdes", habla de la combinación de semillas y paciencia. "Argentina va por buen camino pero la semilla se acaba de plantar, recién aprobaron la Ley hace algunos meses. Hay que tener paciencia", resumió el académico invitado.
Más caros y menos productivos, fue la queja de muchos. "En Argentina el costo laboral promedio de nuestra organización es de 18 dólares la hora, que en Brasil son 13 y en México ocho. Y cuando lo ponderamos con productividad, no solo somos mas caros sino que también somos menos productivos. El ausentismo es un problema enorme, se ubica en un 4% promedio" dijo Marcelo Baccini, gerente comercial en Ternium. La respuesta, según Alberto Schuster, el director de la unidad de competitividad en Abeceb, son pasos cortos pero firmes: "No tenemos que tratar de dar saltos tan importantes que se fruten en el camino. Desde 1999 estamos fuera del mundo, nos atrasamos con respecto al resto, y hoy nos faltan aspectos básicos como una inflación comparable al primer mundo". Enrique Hofman, consultor y profesor de la Universidad de San Andrés, se animó a definir que si la tecnología tiende a ser cada vez más un commodity, y la inteligencia de negocios es detectar con datos las necesidades, "la inteligencia de la tecnología es lo que permite generar una ventaja para la organización".
El auditorio completo en el Centro Cultural de la Ciencia para el Forum EXC 2017
El auditorio completo en el Centro Cultural de la Ciencia para el Forum EXC 2017.
Quienes apuestan a mejorar desde la gestión, y no desde las condiciones externas, se preguntan cómo aportar desde su lugar. "No se trata del nivel del dólar, ni de la presión fiscal. Argentina es un ejemplo de empresas que florecen con todas las variables encontra, no sólo por el caso de Globant, también Tenaris y Arcor muestran resiliencia", dijo Santiago Murtagh, presidente de FUNDECE y gerente general de Culligan Argentina. Además agregó que, a su criterio, hay aires de cambio " el gobierno actual tiene un modelo abierto pidiendo que la academia y las empresas se alineen, el famoso Triángulo de Sábato, una participación público privado".
Si hay algo que los especialistas siempre acuerdan, es que la educación es la base para generar estos cambios. Un experto en innovación, Emiliano Kargieman, fundador y CEO de Satellogic, estuvo presente via telellamada de Skype en el auditorio y dio cátedra de los tiempos que vienen. "La primera ola de la globalización fue la deslocalización del consumo, la segunda fue la deslocalización de los procesos, sostenido por al penetración masiva de las comunicaciones", dijo el argentino que quiere llenar el cielo de microsatélites. La próxima ola se resume como BANG: "Bits, átomos, neuronas y genes". En el panel siguiente, que compartieron Alejandro Bernhardt, Director de Esade, Roberto Igarza, docente e investigador, Max Gulmanelli, Secretario de gestión educativa en el ministerio de Educación y Deporte de la nación y Eduardo Levy Yeyati, se debatió acerca de los posibles caminos y postura que puede tomar el país para impulsarla. ¿Cuáles son las habilidades que hay que enseñar hoy para los trabajos que no se conocen del mañana? Levy Yeyati fue realista en su postura "no vamos a tener un 50% de ingenieros en diez años - dijo - buscaría empatía, una herramienta que no será fácilmente reemplazada por robots". El profesor de la UTDT explicó que, aunque suene anti intuitivo, la vuelta a lo artesanal y empático es una real oportunidad, y que "la razón por la que no hay más ingenieros no es simplemente porque faltan subsidios. Es porque nuestros chicos no aprueban los exámenes" y aclaró que, un montón de los profesionales de la salud no generan empleo: va a haber que crear los puestos de trabajo para emplearlos.
En un panel posterior, Ezequiel Arslanián, managing director para Accenture Interactive, retomó el eje de la educación: "El sistema de educación está en crisis y tiene que pasar a ser política de Estado mejorarlo porque es la base de la evolución. Muchos de los chicos y gente joven sabe más de digitalización que los profesores o los coachs a los cuales se exponen", subrayó. Con respecto al proceso responsable de pasar a las empresas a las reglas de juego de esta era explicó que el desafío central es "transformar una compañía de 4000 empleados, con implementación de sistemas ERP y contratos plurianuales para ser innovadora. La clave es dejar de pensar en la empresa para pensar en la gente, que parece una pavada pero no lo es", confirmó. Una de las últimas tendencias en el área, comunicó Arslanián, son los centros de innovación. Están basados en un acercamiento al trabajo distinto, para que los modelos colaborativos sucedan hay que distanciarse de las estructuras fijas que regían antes para ordenar las cosas.
"La innovación en las empresas argentinas viene muy bien, desde mi lugar veo que hay una suerte de pánico (de parte de gerentes generales, CEOs y dueños de compañía) de ver cómo va a estar su empresa en los próximos años. Ese pánico es el activador de mucha de la innovación que sucede - comentó Sergio Grinbaum, CEO de Think Thanks- . lo bueno es que se puede medir y profesionalizar. Tener una meta clara, procesos de design thinking que ayudan a idear y prototipar un producto permiten tener un radar de qué se hace comparado con otras compañías y con la propia organización".
Para Raúl Molteni,CEO de Molteni Consulting Group e Improvement Management Consulting Group, American Society for Quality Board of Directors, lo importante es la sinergia entre el management y el equipo operativo de las oranizaciones. "La combinación de actividades dirigidas a la alta gerencia y equipos operativos que mejoran por objetivos es una combinación explosiva. Hay gente que lee y habla sobre estas cosas, pero la gente que encontrás acá hace de éstas cosas. Hoy se vino gente contrarreloj que estuvo para acompañar a los equipos en el resultado del jurado, eso me carga las pilas para el año que viene, se me han acercado decenas de personas diciendo que en el 2018 quieren participar con su gente. Después aparecen los presupuestos y las restricciones, por lo que hay muchos que no van a terminar de concretar".
Además, sumó que no ve que el país tenga una estrategia alineada para crecer económicamente: "Acá hay una integración vertical que va desde quienes diseñan las prácticas hasta quienes las ejecutan, atienden a los clientes, se ocupan de la producción. Como país nos falta una estrategia clara: donde poner el foco para crecer. Puede que esté en la cabeza de alguno, pero en general no lo sabemos".
Jorge Ferreiro, director de innovación de la fundación EXC, el líder detrás del diseño del premio, explicó: "Sistemar la gestión de innovación en el país fue nuestro foco. Que los unicornios no sean eventos aislados, donde después hay épocas donde no surge nada. La próxima industria que creo que va a sorprender fuerte viene de los clusters tecnológicos relacionados con nanotecnología, es uno de nuestros principales fuertes, con iniciativas como replicación de células y trasplantes, o conservantes para que los alimentos duren cinco o seis veces más".
La Nación
Viernes, Septiembre 1, 2017
Forum2017_udesa_hofman