El ministro Germán Garavano en “Diálogos UdeSA”

El titular de la cartera de Justicia y Derechos Humanos de la Nación visitó el Campus de la Universidad y conversó con estudiantes sobre los avances y desafíos en el campo judicial. 


Invitado por el Centro de Estudiantes, el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, participó el lunes 19 de junio del ciclo “Diálogos UdeSA” en el Campus de Victoria. Durante el encuentro, moderado por el rector Lucas S. Grosman, el funcionario repasó su larga carrera en el ámbito público y reflexionó sobre el Estado de Derecho, los casos de corrupción y los recientes avances en el campo judicial.

“Para mí es un honor estar en esta prestigiosa universidad”, afirmó Garavano al inicio de su ponencia. “Estas invitaciones me dan fuerza y me permiten salir de la coyuntura”, agregó quien ingresó a la justicia a los 18 años en el fuero federal penal y pasó por todos los cargos de la carrera judicial hasta ser secretario de juzgado.

Con pasado como juez, consejero del Consejo de la Magistratura y fiscal general de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, además de una dilatada experiencia como consultor de organismos internacionales, el ministro aseguró que “tener un Estado de Derecho sólido, instituciones que funcionen y un sistema de justicia que reciba a los más necesitados es uno de los grandes desafíos que tenemos como país”. En esta dirección, apuntó que “un buen Estado de Derecho nos asegura un mejor tejido social”.

Consultado por la dilación en las causas de corrupción, Garavano reconoció que la mayoría no dependen del ministerio sino de la justicia. “Creo que el caso Odebrecht va a marcar si ha habido un cambio en la justicia federal o si seguimos con los mismos juegos que a la larga lo único que han hecho es garantizar la impunidad”, argumentó, antes de aludir a los casos Skanska y Siemens como lamentables antecedentes.

Al respecto, el funcionario llamó a “romper con 200 años de una cultura endogámica y corporativa muy fuerte en el Poder Judicial” y citó los avances en la materia, como la generación de estándares de trabajo e iniciativas como el programa de justicia abierta y la protección de datos personales. “Tenemos que tomar aquellas tradiciones que sean útiles”, dijo.

Tras negar militancia en el PRO, Garavano se refirió a la designación por decreto de los jueces Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, exrector de UdeSA: “Políticamente fue arriesgada, pero fue una buena decisión: son dos excelentes jueces, súper prestigiosos y súper independientes”.

Finalmente, el consultor en reforma judicial ofreció unas palabras para los asistentes, en su mayoría alumnos de la Universidad: “El futuro del país está en manos de ustedes. Tienen el desafío de transformar la Argentina”.
Miércoles, Junio 21, 2017