Basaluzzo: "El mercado ve una decisión política de acomodar la macro"

El doctor en economía de la Universidad de Pennsylvania no cree que haya una burbuja en el mercado local y consideró que el resultado de las PASO fue leido como que el rumbo económico vino para quedarse.


El Cronista
JULIÁN YOSOVITCH
Una vez superadas las PASO los mercados festejaron y ya los inversores y analistas miran a octubre para generar nuevas proyecciones. La economía muestra incipientes síntomas de recuperación aunque los desafíos por delante son importantes y tanto los inversores como el gobierno saben que el voto que realmente terminará contando es el de octubre. Para hacer una evaluación de la actualidad y futuro de la economía local, El Cronista tuvo la oportunidad de conversar con Gabriel Basaluzzo, doctor en economía de la Universidad de Pennsylvania y Director de la licenciatura en Finanzas de la Universidad de San Andrés.
¿Qué evaluación hacés de la situación posterior a las PASO a nivel económico y financiero? ¿Y qué se puede esperar hacia adelante?
Haciendo un repaso desde que asumió Macri vemos que el gobierno tuvo una primera fase en la que tuvo que corregir las restricciones, destrabar los escollos y reencaminar la economía para que la misma sea sustentable. Es decir, el gobierno buscó y busca que la economía genere un equilibrio genuino y encauzar ese proceso es mas que positivo. Esto necesariamente requirió contar con una política monetaria contractiva para controlar inflación.
Esta primera fase contó además con la ayuda del blanqueo, más la emisión de deuda nacional y provincial. Lo que queda claro es que hay una parte del ajuste que está postergado y que vendrá después de octubre, es decir, la parte fiscal.
El resultado de las PASO fue muy positivo y el mercado lo incorporó rápidamente a los precios pero mas allá de las especulaciones políticas lo que queda en evidencia es que la tendencia del cambio actual vino para quedarse y eso es bueno para el país porque le da previsibilidad y en términos económicos es muy bueno. De tener un apoyo similar en octubre le daría a Macri un capital político importante y probablemente podrá concertar acuerdos para impulsar la reforma tributaria y laboral y de esa manera atraer flujos de inversiones para inversión directa. En todo ese escenario, el mercado de capitales tendrá que despegar como institución que apoye a la pequeña y mediana empresa, dándole herramientas para mitigar y combatir los riesgos y que sea un trampolín para la generación de mayores proyectos.
Estamos en un escenario de tipo de cambio flotante y el dólar naturalmente suele mostrar vola tilidad. Tuvimos semanas de elevado nerviosismo. ¿Cómo viste la labor del Central?
El rally del tipo de cambio tuvo mayor protagonismo en las últimas semanas previas a las PASO y lo que ha quedado en evidencia es que el Banco Central tiene espalda para bancarse un pico de demanda extraordinaria pre electoral. Sería más preocupante que estemos frente a un escenario de atraso cambiario. Creo que Argentina está encaminada hacia ser un país más normal y el hecho de que el Central controle la volatilidad del tipo de cambio es bueno.
El BCRA estuvo vendiendo bonos largos en la parte larga de curva de Lebac para cambiarle la pendiente a la misma. ¿Qué opinas del hecho que haya cambiado la pendiente de la curva?
Creo que el mensaje de fondo es que estamos teniendo una economía encaminada y es la primera vez desde que salió el cepo que la curva volvió a tener una forma más normal. A su vez el BCRA está aplicando esta estrategia ya que hay una necesidad clara de descomprimir los vencimientos de corto plazo. Igualmente es difícil que la gente piense en el mediano plazo con las elecciones en octubre en el medio. Las tasas siguen estando altas pero la economía ya esta acostumbra a tener este nivel de tasas. Es decir, hoy vemos que las tasas están altas y así y todo ya se están dando indicios de cierta reactivación de la economía. Naturalmente, a medida que se vayan bajando las tasas se va a generar mayor actividad y habrá mas incentivos a colocar el dinero en la economía real y no tanto en la parte financiera. Hoy los agentes no están pensando en cómo hacer inversión productiva sino que el foco se mantiene en la parte financiera.
Los activos financieros argentinos muestran una verticalidad tal que comienzan a generar especulaciones sobre la existencia de una burbuja. ¿Creés que estamos en ese camino?
Los activos están descontando que vamos a estar ocho años sin peronismo. Todavía no se sabe si van a ocurrir las reformas que hacen falta realizar para incentivar la economía. Así y todo no creo que estemos de frente a una burbuja en los activos financieros, es decir, la valuación de los activos no están demasiado alejados de sus valores de equilibrio. Lo importante es que hay una decisión política fuerte de acomodar la macro de este país y el mercado lo ve y compra y eso.
Lo que siempre se pregunta es la sustentabilidad de los cambios políticos. Por un lado necesitamos que el desequilibrio fiscal se empiece a cerrar, es decir, que el Estado comience a cerrar sus cuentas y para ello tiene que ser creativo y seguramente la reforma tributaria y fiscal deberán ir de la mano para lograr un equilibrio fiscal constante. La segunda sustentabilidad que se necesita es la social, es decir, que la economía de las familias también funcione bien. En concreto, Argentina necesita menor volatilidad en política del Estado para que estos equilibrios logren comenzarse y consolidarse.
El Cronista
Viernes, Septiembre 1, 2017
Gabriel Basaluzzo