“Siempre en épocas de crisis las donaciones suben”


Gabriel Berger, profesor de la Escuela de Administración y Negocios, reflexionó en La Nación sobre las organizaciones creadas, en el marco de la crisis de 2001, por argentinos en el exterior.

“Una vez que se desató la crisis, empezaron a surgir grupos espontáneos de ayuda. Por lo general, estas organizaciones estaban motorizadas por uno o dos argentinos con capacidad de convocatoria. Durante muchos años llegaron donaciones, pero cuando la economía empezó a activarse y el país a mejorar, bajó el flujo de fondos enviados desde el exterior. Siempre en épocas de crisis las donaciones suben”, explicó.

Berger fue director ejecutivo de Tzedaka durante 2003 y en ese entonces trabajó con organizaciones de argentinos que enviaban fondos desde los Estados Unidos, Australia y el Reino Unido. “También algunas comunidades judías del exterior armaron grupos para ayudar, pero una vez pasada la crisis no se formalizaron como organizaciones”, recordó.

La Nación
29 de Mayo de 2017