Miguel Ángel Boggiano: Boden 15, ¿lo pagan en dólares o en pesos?


Miguel Ángel Boggiano
Boden 15: ¿lo pagan en dólares o en pesos?

En el mundo kirchnerista todo es posible: la inflación es cercana al 1% mensual, la inseguridad es un invento de los medios y el nivel de pobreza es inferior al de Alemania. ¿Sería entonces tan descabellado que el gobierno pretendiera cancelar una deuda en dólares con pesos al tipo de cambio oficial? No; no sería descabellado.

Hasta el día martes, el mercado asumía con una probabilidad cercana al 100% que el gobierno cancelaría la deuda del Boden 15 en dólares billete. Pero algo inesperado sucedió: la CNV impuso una normativa por la cual todos los bonos en dólares deben ser valuados al tipo de cambio oficial, en lugar de a su precio de mercado. ¿Por qué hizo esto? ¿Qué hay detrás? ¿Qué objetivo pretendió alcanzar?

Quienes argumentan que la medida fue una torpeza orquestada por jóvenes de la Cámpora para intentar bajar el dólar conocido como “Contado con Liquidación” están siendo ingenuos y no están leyendo entre líneas. Entonces, ¿por qué fue la medida?

Con esta nueva normativa, los Fondos Comunes de Inversión deberán valuar sus bonos en dólares al tipo de cambio oficial. En consecuencia, se adelantaron a malvenderlos en el mercado para intentar amortiguar la pérdida antes de que la norma fuera reglamentada. El volumen negociado en bonos se triplicó luego del anuncio. ¿Quién fue el principal comprador de bonos en dólares? El Banco Central y la ANSES. Ahora bien, no hay que sobredimensionar el alcance de esta recompra: a lo sumo pueden haber recomprado el 2% del total emitido.

Sin embargo, si la medida se extendiera a los bancos y las compañías de seguro, estos también se verían forzados a vender y el total de la recompra podría aumentar en los próximos días. Mi estimación es que como techo, podrían recomprar el 10%-15% de la emisión de Boden 15. Acá entonces la pregunta: ¿por qué el BCRA y la ANSES querrían recomprar estos bonos a un dólar equivalente a $13,50 si pensara pagarlos a $9,40 el 3 de octubre?

Primera conclusión intermedia: la medida de la CNV fue para forzar a que los Fondos Comunes tuvieran que vender parte de sus tenencias. De esta manera podrían recomprar idealmente hasta el 10% de la emisión del Boden 15 y ahorrarse al menos unos 600 millones de dólares.

¿Esto descarta por completo la posibilidad de que cancelen el Boden 15 en pesos? No, porque de esta manera lo que estarían logrando sería reducir parcialmente el costo político. ¿Pueden técnicamente cancelar una obligación en dólares en pesos? La entrada en vigencia del nuevo Código Civil que iba a ser luego de que CFK terminara su mandato se adelantó a agosto de este año, justo unos pocos meses antes de que se tenga que cancelar el Boden 15. ¡Qué conveniente! ¿Qué artículo del nuevo Código es relevante?

El artículo 765 del nuevo Código establece que “la obligación es de dar dinero si el deudor debe cierta cantidad de moneda, determinada o determinable, al momento de constitución de la obligación. Si por el acto por el que se ha constituido la obligación, se estipuló dar moneda que no sea de curso legal en la república, la obligación debe considerarse como de dar cantidades de cosas y el deudor podrá liberarse dando el equivalente en moneda de curso legal”.

Disiento por completo con quienes dicen que cancelar el Boden 15 en pesos antes de las elecciones sería un suicidio para el gobierno. Es una sencilla cuenta la que hay que hacer: ¿cuántos y quiénes son los tenedores de este famoso bono? ¿Es gente que cambiaría su voto con la medida?

La respuesta es contundente: menos del 0,5% del electorado tiene Boden 15. Y de ese 0,5%, se espera que el 90% no vote por el Frente para la Victoria. En una nota en La Nación, el actual presidente de la CNV nos da una pista extra al decir que “…el 93,9% del patrimonio administrado está representado por la participación de personas jurídicas, es decir, que los grandes inversores son empresas y no pequeños ahorristas”. Esto indica cómo en su propio criterio sería muy sencillo justificar políticamente pagar en pesos. Después de todo, se perjudicaría a “grandes inversores” y no a “pequeños ahorristas”.

Se estima que el 45% de los tenedores del Boden 15 son extranjeros. Este es un problema para una eventual estrategia de pesificación porque sería muy difícil de defender que esa obligación pueda ser cancelada en pesos sin tener que reconocer que eso sería un default. Pero podrían pagar ese 45% en dólares y el 55% que está dentro de Argentina en pesos.

Conclusión: obligar a que estos bonos deban valuarse al tipo de cambio oficial allana el camino a la pesificación, más si tenemos en cuenta que el BCRA prácticamente se quedaría sin reservas netas líquidas en caso de realizar la totalidad del pago.

De tener Boden 15, no me quedaría ninguno: no vale la pena correr el riesgo de cobrarlos a $9,40 cuando hoy se los puede vender a $13,50. No es descabellado que la deuda se pague en pesos. No sería la primera vez en que los mercados se equivocan por completo.

Fortuna
Miguel Ángel Boggiano
29 de Septiembre de 2015
Finanzas