"Las empresas son clave en la inclusión social"


Gabriel Berger

 -¿Cómo pueden las empresas generar modelos de negocios inclusivos?

-Las empresas pueden jugar un papel relevante y significativo en la inclusión social a partir de diseñar nuevos modelos de negocios o rediseñar sus modelos actuales de manera tal que incorporen a grupos de bajos ingresos o "colectivos" excluidos del mercado en sus procesos de creación, captura y distribución de valor económico. De esta forma, la inclusión social se convierte en un resultado de la propia actividad empresarial y no de acciones o decisiones desligadas de sus actividades productivas o comerciales. Al lograr incorporar esta lógica, la inclusión social se convierte en parte de la forma en la que las empresas desarrollan sus negocios y no en algo marginal o secundario, y la escala del impacto social logrado se torna una función del crecimiento de su propia actividad central. -

¿Qué papel pueden generarlas ONG en este proceso?

-El desarrollo de estos modelos de negocios fue posible gracias al trabajo realizado junto con organizaciones sociales de distinto tipo. Comprender las necesidades de comunidades de bajos ingresos y cómo convertir esas necesidades en demanda potencial requiere la traducción e interpretación de actores con experiencia y diálogo con estos nuevos mercados. Las ONG, con experiencia de trabajo en estos ámbitos, pueden ser socias naturales de las empresas en el proceso de diseño de productos o servicios, en el reconocimiento de los canales de distribución existentes o en el desarrollo de nuevos modelos de distribución y venta, o incluso para la articulación de individuos o familias dentro de comunidades para apoyarlos en su transformación en productores o consumidores.

-¿Qué puede aportar el Estado para que estos modelos se desarrollen?

-Leyes laborales que flexibilizan o brindan incentivos a la contratación de "colectivos excluidos" (como los casos de España o Italia), programas que promueven la asociatividad productiva, planes que fomentan el desarrollo de la competitividad regional y el encadenamiento productivo y líneas de financiamiento público con condicionalidades ligadas a la inclusión social en los modelos de negocios son algunos de los instrumentos de política pública que pueden ser útiles para el desarrollo de estos modelos empresariales. Otros mecanismos apuntan a reconocer casos empresariales ejemplares y diseminar buenas prácticas y modelos replicables. Pero, fundamentalmente se requiere de un Estado inteligente que busque remover barreras y brindar incentivos eficientes para que las empresas apliquen sus capacidades en forma convergente con los objetivos de inclusión social.

La Nación
Gabriel Berger
03 de Octubre de 2016
Gabriel Berger Universidad de San Andrés 2008