Florencia Buide

Florencia Buide

Graduada. Proyecto Escuelas del Bicentenario del Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación (IIPE-UNESCO)

Desde el año 2008 me encuentro trabajando en el Proyecto Escuelas del Bicentenario del Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación (IIPE-UNESCO), sede Regional Buenos Aires. Lo destacable del Proyecto es que articula a los sectores público y privado (Ministerios, empresas y otras organizaciones) con el afán de cumplir un doble objetivo, colaborar con la mejora de escuelas primarias públicas que atienden a población desfavorecida en todo el país y contribuir con el diseño de políticas públicas desarrollando dispositivos de mejora escolar, escalables, sustentables y replicables.

Actualmente me desempeño como coordinadora del proyecto en la Provincia de Tucumán y como referente del área de gestión escolar en dicha provincia.

Básicamente mi trabajo consiste en, por un lado, generar las viabilidades técnicas y políticas para que el Proyecto se lleve adelante en la jurisdicción, como realizar los acuerdos legales con distintos actores políticos, coordinar el equipo de trabajo local, articular acciones con las áreas académicas del proyecto, entre otras cosas. Por otro lado, soy parte de un equipo de trabajo que tiene como objetivo mejorar la gestión institucional de las escuelas de la provincia a través de diferentes acciones como brindar capacitaciones y acompañamiento a directivos y supervisores y generar jornadas de trabajo en Buenos Aires con todos los directores de las distintas provincias.

Personalmente sé que mi motivación profesional radica en el valor que tiene para mi la causa social para la cual trabajo, teniendo la posibilidad y la responsabilidad de generar acciones concretas en favor de la justicia educativa.

Algo de sumo valor que me ha dado la posibilidad de trabajar en esta organización fue el haber podido darle sentido y poner a prueba todos los conocimientos que uno trae cuando sale de la Universidad. Porque de esto depende nuestro crecimiento profesional y personal.

En este sentido, el haber estudiado Ciencias de la Educación me ha preparado no sólo para trabajar de manera multidisciplinaria, abordar los problemas sociales de manera compleja, sino también para pensar y animarme a crear nuevos escenarios posibles.